¿Qué fue de Jennifer Grey, la protagonista de Dirty Dancing?

¿Qué fue de Jennifer Grey, la protagonista de Dirty Dancing?

Compartir

Patrick Swayze llegó a decirle a Baby en Dirty Dancing: “No permitiré que nadie te arrincone”. Sin embargo, la carrera que Jennifer Grey ha seguido desde 1987 ha hecho que muchos se hayan preguntado dónde acabó la actriz.

Han pasado 29 años desde aquel legendario baile y, desde entonces, la actriz ha salido con algunos de los actores más destacados de Hollywood, ha ganado un ‘reality’ en Estados Unidos y ha protagonizado no menos de 11 películas para la televisión. Pero una rinoplastia hizo que su estrellato empezara a desvanecerse y, a partir de entonces, su prometedora carrera tomó un camino muy diferente al que se esperaba.

Sus primeras apariciones en el cine están unidas a algunos de los clásicos de los años 80. Debutó en las pantallas con una fugaz aparición en ‘Cotton Club’ de Francis Ford Coppola, antes de formar equipo con Patrick Swayze en ‘Amanecer Rojo’. También apareció en ‘Todo en un día’, como la sarcástica hermana de Ferris que acaba liándose con Charlie Sheen.​

Jennifer se sometió a una rinoplastia a comienzos de los 90, pero la operación no salió como ella esperaba y la dejó irreconocible para sus amigos y para su propia familia. Para más inri, hubo quien la acusó de echar por tierra su carrera.

“Entré en el quirófano siendo famosa y salí de él como una absoluta desconocida”, declaró a ‘The Mirror’ en 2012. “Para mí fue un infierno. Siempre seré esa actriz que una vez fue famosa, pero que ahora nadie reconoce por culpa de una rinoplastia”.

Nunca le ha importado reconocer que someterse a aquella operación fue un inmenso error e incluso no le importó que aquel desastre se convirtiera en una broma recurrente en la sitcom que protagonizó entre 1999-2000 ‘Matando el tiempo’. “Decidí que me lo tenía que tomar con humor, que tenía que aceptar aquel fracaso. Después de todo, no era un cáncer y no iba a dejarlo todo por una rinoplastia”, declaró al Washington Post.